El poder de tus acciones durante el trabajo remoto, ¿cómo introducir nuevos hábitos?

La semana pasada en una conferencia con una empresa pusimos un slide con la siguiente frase: ¡Quitémonos los guantes un momento y evaluemos si estamos ganando! Reflexionamos sobre las largas jornadas de trabajo, el estrés, las relaciones del equipo que no fluían, el cliente no estaba seguro de comprarnos, etc. No habían realizado una pausa activa para decidir cuáles son las acciones que estaban funcionando para potenciarlas o que hábitos  tenían que dejar de inmediato a nivel personal y profesional porque no incrementan la productividad en esta coyuntura. Hoy los equipos en varias organizaciones están agotados, y necesitan estrategias para sentir que están avanzando.

NO TODO ES URGENTE.

Nuestra mente tiene hardware y software. El hardware son tus creencias, que pueden ser poderosas o limitantes, definen tus modelos de realidad porque dictan como funciona tu mundo. El software son tus hábitos diarios que son aprendidos. La pandemia está exigiendo resetear las acciones que nos trajeron éxito en el pasado que hoy no funcionan. En First People con nuestro Programa: “Pausas Activas para incrementar tu productividad”, logramos acelerar el proceso de reemplazar acciones diarias por  hábitos productivos que aceleran el cumplimiento de los resultados en las organizaciones. Durante el trabajo remoto, la productividad y el equilibrio personal y laboral va depender en gran porcentaje de los hábitos que realicen los trabajadores  diariamente.

¿Cómo incorporar nuevos hábitos en los trabajadores ?

1.    Entrega un motivo que enamore para querer ese hábito.

 Los trabajadores tienen que sincerar  los dolores de seguir actuando de la misma manera y visualizar los beneficios  de introducir nuevos hábitos durante el trabajo remoto. Desde que comenzó el teletrabajo hemos visto como se hace rituales a lo que está mal en cada organización, pero pocos espacios para festejar lo que están haciendo bien. Cuando sucede algo excepcional y positivo en la empresa o equipo,   tiene que ser comunicado a la tribu y reflexionar sobre lo que hicieron distinto para hacer el click con la nueva acción y mantenerla. Evidenciar un beneficio de hacer algo nuevo, primero provoca un contexto emocional (yo lo deseo) y después el racional (qué tengo que hacer) para experimentar el mismo beneficio.

¿Cuáles son los nuevos hábitos que has interiorizado en esta coyuntura?, ¿Qué beneficios estás obteniendo?.

2. Comunica más y sé concreto

Cuando decides regresar al gimnasio, pasas por rituales de preparación: compras ropa adecuada, seleccionas el mejor horario, pides consejos del mejor lugar para entrenar, pero no preparas con el mismo esmero qué deseas lograr en la primera semana o mes de entrenamiento, el no tener metas concretas  provoca que  dejes las rutinas y sea una decepción más de tener un estilo de vida saludable. “Es distinto enunciar quiero una vida saludable a deseo bajar %kilos el primer mes”

En First People, provocamos con nuestro Programa de Productividad que cada trabajador interiorice qué es aquello que desea lograr o pregunte lo que se espera de él/ella. Hoy las empresas necesitan un alineamiento efectivo entre las expectativas de la organización y el aporte de cada integrante.

Muchas organizaciones están viviendo su nuevo GO del año, con nuevos planes de acción, un sincero punto de partida y objetivos mensuales hasta fin de año. Pero, se ha comunicado a los integrantes lo qué se espera de cada uno en términos de resultado (impacto) y cuándo (frecuencia). Cuando el porqué, cómo y qué están definidos, los trabajadores empiezan a cuestionar sus acciones para poder hacer frente a los nuevos desafíos. En una crisis o jornadas de trabajo atípicas, el integrante necesita saber qué esperan de su desempeño de forma diaria, semanal o mensual. Un hábito no aparece cuando se le dice: “necesito que trabajes mejor”.

¿Qué resultados esperan de ti esta semana?, ¿Qué resultados te hará sentir que estás equilibrando tu vida personal con el teletrabajo?

3.    Intégralo con algo que funcione, celébralo y compártelo 

Todos tenemos hábitos positivo en nuestras vidas,  y debemos usarlos como base para construir nuevos hábitos. Por ejemplo, si tengo como costumbre siempre enviar un email de “Buena semana” al equipo, incluye otro hábito inmediato después de esa acción. Necesitas un motivador y un punto de partida para interiorizar un nuevo hábito, esto permitirá que no te olvides o procrastines.

Elimina la visión de largo plazo para darte recompensas. No esperes el resultado trimestral de ventas para celebrar una semana exitosa, en esta coyuntura es importante instaurar rituales de agradecimiento para nuestro trabajo, reconocernos como buenos jugadores, reflexionar y contribuirnos. Si lo hacemos, pondremos en evidencia las acciones (hábitos) que estamos aprendiendo para lograr resultados.

Por último, no olvides compartir con el sistema tus hábitos que  funcionan, esto no solo eleva nuestro nivel de oxitocina en nuestro cerebro, también la tribu se potencia y generamos espacios de conversaciones de aprendizaje y mejora continua.

Conoce nuestro Programa: Estrategias para incrementar tu productividad, aquí.

Sobre el Autor 

Alfredo Alfaro es autor del Libro: “Primero Personas, después profesionales”, Best Seller en América Latina, fundador de First People Consulting y Top Voices 2019 LinkedIn por ser considerado un referente en LATAM en temas de Liderazgo, Cambio y Empleabilidad. Ha colaborado con artículos para la revista América Economía, Diario Gestión, Portal infocapitalhumano y el Instituto de Bienestar Integral de México, Facilitador en Psicología Positiva por Wholebeing Institute de Tal Ben Shahar. Asimismo es Mentor de ASEP Asociación de Emprendedores del Perú, Líder de Gestión del Cambio y Pensamiento de Diseño por la Innovationship Silicon Valley y UTEC y docente de habilidades para la empleabilidad en la Universidad del Pacifico en Lima, Perú.

Comenta el Post:

 

Post Relacionados

Liderazgo y Gestión de Talento

3 preguntas para evaluar tu liderazgo en esta coyuntura

En varios países ya pasaron más de 5 meses que comenzó la “nueva normalidad”. Liderando de forma remota o presencial, con objetivos nuevos para atacar el año, gestionando equipos y personas que están trabajando en lugares que no fueron diseñados para trabajar y con el temor de un posible contagio. La consultora Gallup en su reciente  artículo […]

Liderazgo y Gestión de Talento

4 no negociables para demostrar que estás preparado para liderar esta crisis

Hoy, tu liderazgo tiene que dar respuesta rápida y justificar que estás preparado para lidiar con los objetivos de tu cargo y organización. Sin embargo, no todos saben cómo empezar porque están viviendo su primera crisis. Hay dos preguntas que hacemos a los participantes en nuestro Programa de Formación de  Liderazgo en la primera clase: ¿qué es lo que tu organización[…]