Autoliderazgo y empatía como pieza clave en esta etapa

Siempre hablamos de Liderazgo, es una competencia importante en las empresas, sistemas, grupos de individuos y personas, pero qué sucede cuando el mundo y los líderes están en medio de la ambiguedad, desinformación y no tienen la fórmula para solucionar una crisis de inmediato. Quizás, es momento de mirarnos, de explorar nuestro Autoliderazgo, de hacer una pausa activa, «aislarnos» y mirar nuestro interior y definir aquello que es importante para nosotros mismos, para redefinir o definir las metas personales y profesionales. El autolidrazgo aparece cuando cruzamos tres etapas: la autoconciencia, autoconfianza y la Autoefectividad.

  • Autoconciencia, ¿realmente nos conocemos?, ¿Hemos pintado la cancha correctamente y con legitimidad de nuestras acciones?, ¿Cúales son los valores no negociables que deben estar con nosotros en esta etapa de confusión y temor?, ¿Qué es aquello que te impulsará para hacer lo correcto esta vez?
  • Autoconfianza, si rebuscamos en nuestra historia ya estuvimos en situaciones de crisis y hemos salido a flote, quizás en menor escala o una distinta, pero es momento de estar más conectados con nuestras fortalezas y oportunidades de mejoramiento para enfrentar los nuevos desafios que vendrán y que no teniamos mapeados tres dias atrás.
  • Autoefectividad, hacer más con menos, una característica muy valorada en las empresas y emprendimientos. La creatividad tendrá que estar presente para seguir formandote, construir relaciones, seguir buscando empleo, crecer en tu trabajo y hacer crecer tu negocio. Saldrán a la luz nuevas competencias necesarias, quizas ya las tienes o tendrás que desarrollarlas de forma rápida.

¿Cuándo fue la última vez que ayudaste a alguien?

«Confundidos, estancados, desorientados, no sé cómo empezar». Son palabras que casi siempre escucho en profesionales en periodos de crisis. Mi consejo es: ¡Ayuda a alguien!, el ayudar te conecta con tu mejor versión. Necesitamos sentirnos útiles nuevamente, y eso, lo logramos ayudando. Para poder ayudar, primero tenemos que ser bondadosos y empatizar, no es momento de solo pensar en nosotros, sino pensar en el sistema, escuchando más y hablando menos.

Con el Autoliderazgo nos miramos hacia dentro, con la bondad tenemos que mirar hacia fuera. Todo proceso de cambio trasnformacional se lleva a cabo «de adentro hacia afuera», tenemos que seguir visualizando una perspectiva de largo plazo a nuestra carrera, tanto personal como profesional para ofrecernos una mentalidad más empática, integra y amplia.

El aislamiento es nececesario, seamos disciplinados con lo que dicen los expertos, es una oportunidad de poder reconectarnos o contruir nuestra mejor versión desde conocernos, empatizar (porque esta vez no es solo contigo, es para todos), y sobre todo ACTUAR.

Un fuerte abrazo online

Alfredo Alfaro, CEO de First People Consulting.

Comenta el Post:

Post Relacionados

Empleabilidad

Empleabilidad por encima de los 50 años

La diversidad de talento no solo corresponde a temas de género, sino también a temas generacionales, incluir personas profesionales mayores de 50 años tienen múltiples beneficios para las organizaciones, sus competencias son distintas, que combinadas con la tecnología pueden acelerar los procesos de adaptación y evitar errores que un olfato joven no puede detectar.  En tal sentido, […]

Engagement y Felicidad

Que nadie se quede en el camino

Vivek Wadhma, vicepresidente de Singularity Universitiy, afirma que Silicon Valley se convirtió en la meca de la invocación, creatividad y emprendimiento gracias a su gente. El tipo de gente que va para San Francisco es atraída por la diversidad étnica, política, cultural y sexual, donde se rinde culto y respeto a las artes, expresiones musicales, y la buena[…]