Lo que no debes sacrificar por un trabajo

Bryan Dyson trabajó por 35 años para Coca-Cola. En 1986, Bryan fue nombrado presidente y director ge- neral (CEO) de Coca-Cola Enterprises (CCE). Al ter- minar su trabajo como director general de Coca-Cola, Bryan Dyson en su discurso de despedida expresó un mensaje que dio la vuelta al mundo entero. En este mensaje, él nos reta o invita a establecer nuestros no negociables: el trabajo, la familia, la salud, los amigos y la vida espiritual. A continuación, presentamos su discurso:

“Imagina la vida como un juego en el que estás haciendo malabares con cinco pelotas en el aire. Estas son tu trabajo, tu familia, tu salud, tus amigos y tu vida espiritual, y tú las mantienes todas en aire. Pronto te darás cuenta de que el trabajo es como una pelota de goma. Si la dejas caer, rebotará y regresará. Pero las otras cuatro pelotas: Familia, Salud, Amigos y Espíritu son frágiles, como de cristal. Si dejas caer una de estas, irrevocablemente saldrá astillada, marcada, mellada, dañada e incluso rota. Nunca volverá a ser lo mismo. Debes comprender esto: aprecia y esfuérzate por conseguir y cuidar lo más valioso. Trabaja eficientemente en el horario regular de o cina y deja el trabajo a tiempo. Dale el tiempo requerido a tu familia y a tus amigos. Haz ejercicio, come y descansa adecuadamente. Y, sobre todo, crece en vida interior, en lo espiritual, que es lo más trascendental, porque es eterno. Shakespeare decía lo siguiente: ‘Siempre me siento feliz. ¿Sabes por qué? Porque no espero nada de nadie; esperar siempre duele. Los problemas no son eternos; siempre tienen solución. Lo único que no se resuelve es la muerte. La vida es corta, por eso ¡ámala!’. “Vive intensamente y recuerda esto: antes de hablar… ¡Escucha! Antes de escribir… ¡Piensa! Antes de criticar… ¡Examina! Antes de herir… ¡Siente! Antes de orar… ¡Perdona! Antes de gastar… ¡Gana! Antes de rendirte… ¡Intenta!”.

Constantemente converso con diversas personas que buscan equilibrar su vida profesional y personal. Lograr dicho balance involucra ser conscientes de nuestras decisiones y sinceros con nuestras motivaciones. Asimismo, observo que los jóvenes presionan cada vez más a las organizaciones para obtener ese equilibrio vida-trabajo, quizás porque crecieron viendo a sus padres entregándose al trabajo y no desean lo mismo para su futuro. Comprender cuáles son nuestras prioridades y responder con acciones de forma efectiva presupone plantearnos las preguntas correctas.

A continuación, presento un listado de preguntas que podrían ayudarte a evaluar, desde una perspectiva objetiva, cómo te estás haciendo cargo de tu desarrollo profesional y personal:

·      ¿Qué es aquello importante para ti? 


·      ¿Cuáles son tus no negociables?, ¿estás sacrificando alguno de ellos? 


·      ¿Cuál es el precio y recompensa de ese sacrificio?, ¿estás dispuesto a pagar ese precio?, ¿por cuánto tiempo?

·      ¿En qué eres realmente bueno? 


·      ¿Tu trabajo actual te permite fluir a través de tus fortalezas? 


·      ¿Qué podrías hacer para equilibrar y alinear tus motivaciones con tu trabajo?, ¿por qué no lo haces?

Estar con los tuyos, cuidar de tu cuerpo que es el activo más importante que tienes, conocerte mejor desde un plano espiritual y realizar actividades que te llenen son responsabilidades tan importantes como lograr tu crecimiento personal. Recuerda que si no estás bien contigo mismo, no encontrarás el lugar donde puedas capitalizar todo tu talento. Primero personas, después profesionales.

PAUSA ACTIVA

•  ¿Por qué te dedicas a tu profesión? 


•  ¿Qué agradeces antes de dormir? 


•  ¿De dónde vienen tus motivadores?, ¿qué te enciende? 


El articulo forma parte de mi primer libro «Primero personas, después profesionales». Puedes encontralos en Amazon.

All Comments:

  1. María Luisa

    17/10/2019

    Es muy gratificante leer tus comentarios, textos y entrevistas Alfredo, muchos cariños para ti;)

Comenta el Post:

Post Relacionados

Liderazgo y Gestión de Talento

LIDERANDO LAS EMOCIONES EN UNA CRISIS. Estrategias para empatizar y activar al equipo.

En ocasiones, las experiencias durante la infancia nos enseñaron a suprimir nuestras emociones. Nuestros padres nos dijeron que no debemos llorar, que no abramos nuestras emociones. Ello, sumado al estereotipo de profesional o líder exitoso que tiene prohibido mostrar debilidad alguna, origina que seamos personas que no sabemos manifestar correctamente lo que sentimos durante momentos de crisis. […]

Empleabilidad

Empleabilidad por encima de los 50 años

La diversidad de talento no solo corresponde a temas de género, sino también a temas generacionales, incluir personas profesionales mayores de 50 años tienen múltiples beneficios para las organizaciones, sus competencias son distintas, que combinadas con la tecnología pueden acelerar los procesos de adaptación y evitar errores que un olfato joven no puede detectar.  En tal sentido,[…]