No mueras a los 25 años en el trabajo

En el Foro Económico Mundial realizado en Davos (Suiza) en enero del 2019, la consultora Gallup presentó sus resultados anuales a nivel mundial sobre compromiso organizacional. Algunas de las conclusiones presentadas son las siguientes:

• Solo el 13 % de colaboradores está realmente comprometido con la empresa en la cual labora.
• Casi un 70% de colaboradores está trabajando “en automático”, fuera de sintonía. Son sonámbulos de oficina, dirigen con poca energía su trabajo y no dan el famoso “kilómetro de más” al desarrollar sus valores.
• El resto de colaboradores si pudiera incendiar su empresa, lo haría.

El autoconocimiento de nuestro potencial y la gestión de nuestras decisiones son determinantes a nivel profesional para evitar “morir a los 25 para ser enterrado a los 70”. No podemos exigir a las organizaciones que nos comprometan si antes no experimentamos un sinceramiento interno sobre aspectos como ¿qué quiero?, ¿cómo puedo lograrlo?, ¿por qué lo quiero?

Los profesionales “mueren en vida” cuando se quedan en la rutina, en un trabajo que no disfrutan; cuando las funciones no conversan con su potencial; cuando llegan el lunes al trabajo pero están pensando en el viernes por la noche; cuando viven 40 horas a la semana un sueño que no es suyo. De este modo, las personas “mueren en vida”. ¿Y sabes por qué? Por miedo a tomar el riesgo, por decidir a partir de temores con una visión de corto plazo, por buscar el resultado inmediato. En conclusión, la gente “muere” profesionalmente cuando sabe que no está usando todo su potencial, cuando es poco generosa y agradecida con el mayor “regalo” que les dio la vida: su talento.

Sé humilde
La humildad garantiza nuestra capacidad de asombro y agradecimiento. Nos permite ser conscientes de nuestras fortalezas y debilidades. Nos permite mirarnos por dentro como personas y preguntarnos sin egos ni estereotipos ¿qué es lo que en realidad quiero?, ¿qué es aquello que debo potenciar?, ¿qué acciones que debo dejar de realizar porque son anclas que no permiten eliminar la “mirada de túnel” para mi desarrollo? Admitamos que podemos estar equivocados, que alguien que no piense como nosotros puede tener razón. Disculpémonos cuando cometamos algún error y sigamos los consejos de las personas que saben más. Dejemos de molestarnos cuando nos digan que lo que estamos haciendo está mal o que se puede mejorar. Aprendamos sin soberbia y que el asombro sea nuestro compañero de aprendizaje, el alimento de nuestra alma. Ser humilde implica tener espíritu de practicante, porque vivimos desde el asombro y la curiosidad, bajando del pedestal nuestro ego y comprendiendo que somos seres con un potencial que se eleva a través de los éxitos y, sobre todo, de los fracasos.

Identifica a tu mentor lo antes posible
Un mentor no es el jefe que necesitamos; es el líder que está dispuesto a sacar lo mejor de nosotros porque detectó nuestro potencial. No es egoísta compartiendo sus experiencias; es humilde porque reconoce que puede aprender y construir con nosotros. Es sincero aterrizándonos “en seco” cuando estamos equivocados; sobre todo, es desapegado y sin ego, porque permite que brillemos. Nos deja ir cuando sabe que estamos listos para nuevos desafíos. Es importante reconocer a un mentor, mejor si lo hacemos cuando estamos iniciando nuestra carrera profesional.

Elimina tus anclas
Que el dinero no sea tu motivador. Cabe recalcar que el dinero tiene un efecto motivador de solo cuatro meses. Cuando tengan algunos años más y emprendan su último viaje, será lo intangible su equipaje de mano y sus recuerdos, experiencias y legado, el pasaporte que presentarán. La vida consiste en tomar decisiones más que aceptar un destino. Estas decisiones debemos afrontarlas con pasión, perseverancia y mucho trabajo, sin espacio para la cultura de la inmediatez, desechando el ego y superando los dos temores que más sueños profesionales han matado: el miedo al qué dirán los demás y el miedo a fracasar. Preguntémonos ¿por qué no? en cada decisión, en cada sueño, en cada meta. En ese proceso, los miedos de otras personas, de la sociedad, de la pareja, de nuestros padres nos van a distraer. Recibamos consejos de personas que decidieron a través de su potencial y no del miedo. Aferrémonos a nuestro plan y, si no lo tenemos, busquemos uno a partir de nuestros talentos. El disfrute será consecuencia de nuestras decisiones.

El mundo es pequeño y cercano
El sistema nos ha enseñado que todo en la vida son niveles y metas por alcanzar: kínder, primaria, secundaria, universidad, trabajo, diplomado, maestría, ascensos, metas, metas y más metas. De este modo, recorremos un camino que probablemente fue construido para satisfacer necesidades externas más que internas. El sistema enfocado en la meta y la inmediatez reduce nuestra visión de las oportunidades presentes, de las conexiones y las oportunidades que deben ser aprovechadas en un mundo globalizado y conectado. Los jóvenes -que en estos tiempos son etiquetados como indecisos, cambiantes y no comprometidos- están conectados con el mundo. Se unen a causas justas y se desenamoran con pasión. Por lo tanto, no provoquemos inmediatez y compromiso a largo plazo en ellos, ya que saben que lo único que no cambia es que todo cambia. Están disfrutando el camino y sus oportunidades. A diferencia de nosotros, el mundo es su casa. Recordemos siempre esta lección: “Nadie adquiere una visión amplia, saludable y generosa si se queda en una esquina de la tierra toda su vida”, Mark Twain.

PAUSA ACTIVA
¿Cuáles fueron tus últimos aportes en tu trabajo?
• ¿Quiénes son tus referencias en tu desarrollo profesional?, ¿por qué?
• ¿En qué eres realmente bueno y no lo estás haciendo?, ¿por qué?

Encuentra más capítulos como este en nuestro libro: Primero Personas, Después Profesionales, y comienza a potenciar tu empleabilidad, liderazgo y otras habilidades. Disponible en Amazon y las principales librerías de Lima.

All Comments:

  1. Marcelo Spagnuolo

    28/03/2020

    Gracias por la profundidad , visión a largo plazo y enseñanza para toda la vida con las cuales éste excelso artículo prohibido para pusilámines y conformistas que «roban» un sueldo , pero en realidad se roban a si mismos vivir todo el año de vacaciones pagas.
    Porque quién trabaja en su pasión , repito , disfruta todo el año comñ si viviera de VACACIONES!!

Comenta el Post:

 

Post Relacionados

Liderazgo y Gestión de Talento

3 preguntas para evaluar tu liderazgo en esta coyuntura

En varios países ya pasaron más de 5 meses que comenzó la “nueva normalidad”. Liderando de forma remota o presencial, con objetivos nuevos para atacar el año, gestionando equipos y personas que están trabajando en lugares que no fueron diseñados para trabajar y con el temor de un posible contagio. La consultora Gallup en su reciente  artículo […]

Liderazgo y Gestión de Talento

4 no negociables para demostrar que estás preparado para liderar esta crisis

Hoy, tu liderazgo tiene que dar respuesta rápida y justificar que estás preparado para lidiar con los objetivos de tu cargo y organización. Sin embargo, no todos saben cómo empezar porque están viviendo su primera crisis. Hay dos preguntas que hacemos a los participantes en nuestro Programa de Formación de  Liderazgo en la primera clase: ¿qué es lo que tu organización[…]